Buscar este blog

sábado, septiembre 08, 2012

Mi Porcía 2012

Ante todo aviso que escribo esto justo después de llegar de Porcía, que así toy más inspirao.

Este año, como es costumbre, en pocía me lo pasé muy bien.
Me acuerdo de todo (o eso creo) y no se si eso es algo bueno o malo, pero uno ya tiene una experiencia en estos temas.

Salimos de la caridad como siempre, hasta ahí nada fuera de lo común.
Hasta Viavelez, todo fue coser y cantar, sombra, cuesta abajo, un día cojonudo.
Subimos a Mernes, y ya parece que empezaba a apretar el calor.
Como de costumbre vas saludando a unos y otros, aunque haga años que no los ves.

Ya llegando a Valdepares parece que empiezan a notarse los efectos del calimocho, hablas con más gente, incluso aunque no los conozcas, y hay algunas lagunas.
Entre Valdepares y el mesón perdí las gafas de sol, o eso creo, porque antes las tenía, y después no. Vete tu a saber si se las di a alguien o yo que se.

Desde el mesón hasta el campo, otra vez coser y cantar, cuesta abajo, ya cargao y encima con sombra.
Allí me encontré con un par de alemanes que iban hacia Santiago, pero claro, se encontraron una fiesta en el camino y había que parar. Parecían simpáticos. Espero que no les diese mucho la lata.

Y una vez en el campo de la fiesta, no se puede decir más.

Lo que pasa en Porcía, se queda en Porcía.

No hay comentarios: